Mensaje de nuestro párroco

Llamados a ser pescadores de almas para Dios

(Enero 21, 2018)

Un predicador podrá ser calificado de exitoso si sus fieles siguen sus consejos y encauzan su vida hacia Dios. Jesús se fue a Galilea para predicar que el Reino de Dios ya había llegado. Tenía prisa, por eso llamó a los que quiso, para que le ayudaran: Simón, Andrés, Santiago, Juan. Les hizo una invitación sorprendente: "Síganme y los haré pescadores de hombres", pero más sorprende el resultado: "Ellos, dejándolo todo (redes, barcas, trabajo, familia, aficiones, nacionalidad), lo siguieron"..

El que se encuentra con Cristo no puede permanecer indiferente; recibe una misión, un impulso y un mandato. El encuentro se produce siempre en el silencio, en la soledad, en el misterio del diálogo con Dios. Los apóstoles permanecieron con Jesús hasta el caer de la tarde; supieron así donde habitaba, pero en seguida recibieron el encargo de ser pescadores de hombres. El cristiano no puede quedarse quieto, o dormido, debe sorprenderse y sorprender a otros con su cambio de vida uy su entusiasmo misionero. .



Noticias


V Cena Gala en Honor a Nuestra Patrona Parroquial

Domingo, 11 de Febrero
3pm

Niko's Banquet Hall
7600 Harlem Ave, Bridgeview, IL 60455

Boletos individual $80
Niños $40 (2-10 años)
Mesa de 10 puestos $700

Plan de pago:
Para apartar boletos debe dejar deposito de $20 y para apartar la mesa $100.

OLT Al Día

Algunas de nuestras próximas actividades.

Viernes, Enero 12
7pm Misa Guadalupana

Viernes, Febrero 2
6pm La presentación del Señor. Bendición del Niño Dios.

Sábado, Febrero 3
5:30pm Misa de San Blas. Bendición de gargantas.

Miércoles, Febrero 12
7pm Misa Guadalupana

Miércoles, Febrero 14
Miércoles de Ceniza
8:30am Misa en inglés para las Escualas de Tepeyac
12pm Misa
1pm Servicio de Ceniza
2pm Servicio de Ceniza
3pm Servicio de Ceniza
4pm Servicio de Ceniza
5pm Servicio de Ceniza
6pm Misa

Misa Guadalupana

El día 12 de cada Mes a las 7pm, conscientes de que la Guadalupana camina con nosotros diciéndonos como a san Juan Diego: “No se turbe tu corazón… ¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre?”.