Preparen la venida del Señor

Pedro nos dice que el Señor vendrá. Debemos esperar y actuar; no podemos quedarnos en la espera pasiva o desalentadora: el señor se hace presente continuamente en medio de la comunidad que vive en paz.

Dios no quiere que ninguno de nosotros se pierda si no que seamos salvos a través de su hijo Jesucristo las                    promesas de Dios se cumplen en la historia de la salvación, es importante que descubramos  el paso de Dios por nuestras vida y la huellas que ha dejado en nuestra sociedad atreves de su hijo Jesucristo en él están puestas todas las esperanzas de la humanidad porque él es el camino la verdad y la vida, sigamos confiando en los cielos nuevos y la tierra nueva donde sin lugar a dudas reinaran la justicia el amor y la paz. El bautista anuncia la cercanía del Salvador y llama fuertemente a la conversión como único camino para alcanzar la salvación. Exige un cambio de actitud frente a la vida.

Vemos queridos hermanos como este mundo se ha alejado de Dios. El pecado, las luchas entre hermanos, las explosiones y miserias resuenan por todas partes, una buena porción de la población no quiere la paz por intereses mezquinos y oscuros, gran cantidad de seres humanos tienen que huir de sus países, porque sus gobernantes los arrastran a la miseria o por que la guerra los obliga. Y ante estas noticias casi diarias ya nos volvemos indiferentes ante el dolor ajeno y brotan solo lamentos de los corazones más afectados. ¿No abra salvación posible? ¿Llegara un día en que acabe todo este odio y desolación?

Dejémonos interpelar en este domingo por la palabra de Dios y pongámonos la mano en el corazón y dejemos a un lado las indiferencias y egoísmos y salgamos de nuestras comodidades y seamos los pies y las manos de Jesús para que juntos con un corazón converso reconstruyamos el tejido de nuestra sociedad.

Bendiciones y una semana muy feliz y bendecida vive cada momento como si fuera el último 

Rev. Oscar León Franco Avendaño.