Séptimo Domingo de Pascua

CON LA MIRADA EN PENTECOSTÉS

En el curso de los siglos millones han respondido al llamado de Dios al ministerio, y muchos de ellos han sido nombrados santos por la Iglesia. Estos santos son ejemplos para nosotros, muchos de ellos llevaron vidas ordinarias pero siempre se mantuvieron firmes en el Señor Jesús. Ante el umbral de la fiesta de Pentecostés, ponemos la mirada en un nuevo Pentecostés, un tiempo de renovación de la Iglesia, en nuestras comunidades parroquiales y en el corazón de todos los fieles. Dios también nos llama a mantener nuestras acciones enfocadas en el Señor. Al prepararnos para celebrar la gran fiesta de Pentecostés, oremos por los que han respondido al llamado de Dios. Oremos también para que el Espíritu Santo continúe inspirándonos a la renovación, la reconciliación y la paz.

Lecturas de hoy: Hechos 1:15-17, 20a, 20c-26; Salmo 103:1-2, 11-12, 19-20; 1 Juan 4:11-16; Juan 17:11b-19