Mensaje del Pastor

En la respuesta que Jesús da al escriba del evangelio sobre el primer mandamiento, Jesús repite el credo israelita en lugar de hablar de los diez mandamientos, que hacen referencia a acciones concretas a cumplir o a evitar. Añade, sin embargo, un segundo mandamiento no pedido: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo», que Jesús toma del capítulo 19 del libro del Levítico (Lv 19,18), que empieza con otra máxima que después repite textualmente la primera carta de Pedro: «Sed santos, porque yo, el Señor, vuestro Dios, soy santo» (Lv 19,2). Y siguen unos preceptos religiosos, morales y sociales, como pagar puntualmente («no dormirá contigo hasta la mañana siguiente el jornal del obrero»), que llevan a lo que Jesús califica como segundo mandamiento: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo». Jesús vendría a decir que no puede ser santo quien no ama a Dios, quien no respeta a los demás, quien no es justo con todos –especialmente con los pobres–, quien no ama a los demás.

Que tengan todos un feliz domingo.
Rev. Alejandro Marca Mansilla, Pastor.