Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2018

La Cruz un instrumento poderoso de salvación.

(Septiembre 4, 2016)

“El que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo” dice Jesús. Este no es un desafío para ricos o pobres o inteligentes o necios. Es un desafío para creyentes y perseverantes. “El que persevere hasta el final, ese se salvará” (Mt 24,13).

La cruz representa la visión que tú tengas de la vida y la misión para la cual Dios te creó. El Alpinista se propone una meta y es llegar a la cima y hasta allá llega. Eso le exige: Preparación diaria, consciente y constante, disciplina, renuncias y sacrificios, etc. El creyente es un alpinista de Dios cuya meta es llegar a recibir el GRAN TROFEO DE LASALVACION.




La paz de Cristo tiene un precio y un efecto

(Agosto 14, 2016)

En algún momento particular, el modo de hablar de Jesús, escandalizó, incluso a los maestros de la ley y quedaban sorprendidos. Algunas palabras del Evangelio también nos sorprenden "¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? Pues no, ¡yo he traído la división!"

¿Este Jesús no se parece al que conocíamos? Ante el niño Dios, recién nacido en Belén los ángeles cantaron: "paz en la tierra a los hombres de buena voluntad". Y en su vida pública Jesús mismo proclamó: "Bienaventurados los pacíficos, porque serán llamados hijos de Dios". Y después de resucitar nos dejó el regalo más codiciado: "La paz os dejo, mi paz os doy". ¿Jesús se está contradiciendo a sí mismo.




¡Fe, Vigilancia y Recompensa!

(Agosto 7, 2016)

“La fe es la certeza de lo esperamos y al convicción de lo que no vemos” (Hb 11,1). La fe corresponde a los dones sobrenaturales, los cuales solo recibimos por la gracia de los sacramentos, los cuales son canales que nos llevan a Dios.

Cuando nos disponemos a un viaje de peregrinos, montañistas, turistas, etc., la primera recomendación es no echar ‘tanta cosa” en la maleta, solo lo indispensable y menos de lo indispensable. No hay que llevar mucho equipaje porque el viaje resultaría más pesado. Hay que estar dispuesto a muchas travesías, puentes, subidas y bajadas. Estar preparados como advierte Jesús: Estén listos, con la túnica puesta y las lámparas encendidas, a la espera y vigilancia.




El sentido de vida no depende de la abundancia material.

(Julio 31, 2016)

En algunos cementerios, especialmente en Latinoamérica, en la puerta de entrada hay un letrero que dice: “Aquí terminan las vanidades del mundo” y el texto de Eclesiastés nos hace reflexionar. Leamos: “Todas las cosas, absolutamente todas, son vana ilusión. Hay quien se agota trabajando y pone en ello todo su talento, su ciencia y su habilidad, y tiene que dejárselo todo a otro que no lo trabajó. Esto es vana ilusión y gran desventura. En efecto, ¿qué provecho saca el hombre de todos sus trabajos y afanes bajo el sol? De día dolores, penas y fatigas; de noche no hay descanso. ¿No es también eso vana ilusión?”.

Parece que la vida fuera cosa vanal cuando Jesús dice: “De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si arruina su propia alma? (Mt16,26) o cuando el hombre se ambiciona sin límites ni controles creyéndose dueño y Señor como dice en esta parábola: "Un hombre rico obtuvo una gran cosecha y se puso a pensar: '¿Qué haré, porque no tengo ya en dónde almacenar la cosecha? Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes para guardar ahí mi cosecha y todo lo que tengo. Entonces podré decirme: Ya tienes bienes acumulados para muchos años; descansa, come, bebe y date a la buena vida'. Pero Dios le dijo: '¡Insensato! Esta misma noche vas a morir. ¿Para quién serán todos tus bienes?' Lo mismo le pasa al que amontona riquezas para sí mismo y no se hace rico de lo que vale ante Dios". (Lc 12, 13-21).




No te canses de orar, pedir y agradecer.

(Julio 24, 2016)

Pedir, parece que es una condición y necesidad de todo ser viviente. Lo mejor de todo, es que Dios, nuestro buen Padre, no les prohíbe a sus hijos pedir, por el contrario, les autoriza y casi les exige que lo hagan. Ciertamente la condición que pone es que lo hagan con fe, alegría, gusto, y perseverancia ya demás que pidan lo que quieran. ¡Qué Padre!, es nuestro Padre celestial.

Seguramente fueron muchas las peticiones que los discípulos le hicieron a su maestro pero hay dos de ellas que me impactan. La primera es que ante las cosas difíciles de comprender, los discípulos le suplicaban: “Señor auméntanos la fe” y cuando Jesús los invitaba a orar, ellos se daban cuenta que no sabían cómo hacer oración y le pedían: “Señor enseñanos a orar”. Y Jesús, como solo un buen Maestro y buen Pastor lo sabe hacer, y con paciencia pero con exigencia el enseñaba. Cuando pidan, pidan con fe y cuando oren, oren así: Padre Nuestro…




¡Servir con el corazón y de corazón!

(Julio 17, 2016)

En una definición muy práctica y personal describo la palabra SERVIDOR de la siguiente manera: SER, VIVIR Y DAR. El servidor es uno que vive dando y dando vive. El cristiano convencido es un que VIVE, DA y SIRVE. En el Evangelio de Luca (10,38-42) encontramos a dos mujeres que siendo servidoras, Vivían y servían de modo diverso pero las dos vivían sirviendo! Marta, representa el servicio amoroso y María, la apertura del corazón.

Marta se esmera en servir a Jesús, mientras María, sentada delante de él, le hace compañía, le hace conversación, le escucha y se muestra receptiva a su mensaje. Ambas hermanas aportan los elementos de una buena acogida y de un buen encuentro con alguien que captura tu atención. Marta es práctica. Se ocupa de un trabajo que efectivamente hay que hacer, arreglar y preparar la casa y demás. Pero sus afanes de orden, no la dejan ver el rostro de su huésped. Quizá está acostumbrada a que Jesús frecuentemente va a su casa y su presencia ya no le dice lo mismo que el primer día.







<<< 

      Page 22 of 29    >  >>